Hospital Cima

Centro Internacional de Medicina

Cima

Posts Tagged ‘sintomas meningitis’

Síntomas, tratamiento e información de la Meningitis

¿Qué es la meningitis?

Es una de las  enfermedades más temidas por el ser humano actualmente, es una enfermedad infecciosa provocada por una bacteria o un virus que en la mayoría de los casos se manifiesta en la nariz o boca de personas sanas (pero portadores) que contagiarán a nuevas personas.

Esta enfermedad produce una infección de las meninges, y ello conlleva a la inflamación de las meninges. Las meninges son unas membranas que cubren el cerebro y la médula espinal, aunque sólo se llamará meningitis cuando sólo están infectadas las meninges.

Cuando la bacteria sólo aparece en la sangre se llama sepsis meningocócica, y en muchas ocasiones ocurre el mismo problema en meninges y sangre.

Causas de la meningitis

La causa más común para contagiarse de meningitis son las infecciones, estas están provocadas por un virus o una bacteria. De estas infecciones la menos grave, por así llamarlo, sería la infección vírica, que puede llegar a mejorar sin ni siquiera administrar medicación al paciente. Pero por otra parte, las infecciones bacterianas son mucho más graves y podrían provocar daños cerebrales e incluso la muerte de no ser tratadas.

La meningitis también podría aparecer por culpa de hongos, tumores o incluso otros virus como el VIH, herpes labial, paperas, etc

¿Cómo se contagia?

Esta enfermedad o patología se contagia a través de la saliva o de las gotitas de saliva que se expulsan al hablar, toser o estornudar. Contagiarse a través de objetos no es común y en pocas ocasiones suele ocurrir.

La meningitis suele darse más a menudo en otoño o primavera por lo que en guarderías o colegios se suelen propagar con muchísima rapidez.

Síntomas de la meningitis

Si has sido contagiado de meningitis, entre los primeros 10 días empezarás a notar los primeros síntomas, aunque hay veces que tienen un comienzo brusco estos síntomas. Los síntomas que te anunciarán que tienes una meningitis serían:

  • Fiebre muy alta.
  • Gran dolor de cabeza.
  • Nuca rígida.
  • Vómitos violentos.
  • Somnolencia.
  • Pérdida de conciencia.
  • Convulsiones.
  • Manchas de color rojo-púrpura en la piel, lo que supondría una mayor gravedad.

¿Cómo prevenir la meningitis?

La mejor prevención es la vacunación. Existen las vacunas contra el Haemophilus tipo b, el meningococo Tipo A y C y el neumococo. En España la vacunación para el meningococo C es obligatoria, esta vacuna estimulará la formación de defensas contra el germen.

La vacunación es indicada para menores de 6 años y una vez aplicada puede provocar algún que otro efecto secundario leve como inflamación o malestar acompañados de un poco de fiebre.

No fue hasta el año 2013 cuando en la Unión Europea se autorizaría la primera vacuna contra el meningococo B, y en España se empezó a catalogar como vacuna de uso hospitalario. Desde 2015 puede adquirirse en farmacias.

La vacuna para el meningococo C es obligatoria en España.

Diferentes tipos de Meningitis:

Las meningitis se pueden dividir en:

Meningitis víricas

Este tipo de infección tiene un pronóstico leve y suelen curarse por si solas, sin administrar medicación de ningún tipo.

Meningitis bacterianas

Estas infecciones son más graves y requiere la hospitalización del paciente. Podrían dejar secuelas en el cerebro e incluso provocar una muerte.

Las meningitis bacterianas son:

  • Meningococo B.
  • Meningococo C.
  • Haeemophilus b.
  • Neumococo.

Diagnóstico clínico

Para diagnosticar una meningitis bacteriana habría que sacar una muestra de líquido cefalorraquídeo (médula espinal). Dicha muestra se obtendrá con una punción en la la columna vertebral (punción lumbar).

Tratamientos para la meningitis

Los que tienen meningitis viral se curarán sin problema, por otro lado, los que tienen meningitis bacteriana tendrán un tratamiento más específico, el cual consistirá en cuidados en hospital y terapia intensa con antibióticos.

También se administrarán líquidos por vía intravenosa y medicación para tratar lesiones asociadas.

El diagnóstico debe ser rápido, ya que hay personas con sistemas inmunes débiles que podrían tener un desenlace fatídico.