Hospital Cima

Centro Internacional de Medicina

Cima

Posts Tagged ‘conjuntivitis’

Alivia la conjuntivitis sin ir al médico

Sabemos que padecer de conjuntivitis es algo incómodo para mucho y, quizás seas de esas personas a las que no le gusta ir al doctor. Cabe destacar que, el autodiagnóstico y la automedicación no son recomendables bajo ningún concepto, sin embargo, cuando ya has consultado con tu medico de confianza sobre tus síntomas quizás no quieras recurrir a los tratamientos convencionales.

Es por esto que, aquí te vamos a mencionar algunos tratamientos caseros para la conjuntivitis. Es mucho más saludable y así, tu cuerpo no se acostumbra a los medicamentos y esteroides que a la larga pueden resultar dañinos.

Alivia la conjuntivitis sin ir al doctor

Conocemos que la conjuntivitis es la inflamación de la membrana que recubre la parte transparente del ojo y a su vez, también puede afectar el interior de los parpados y toda el área de los ojos.

Esta membrana es conocida como la zona conjuntiva del ojo, y esta se encarga de producir aceites naturales que mantienen al ojo protegido y húmedo. Cuando esta zona se inflama por algún agente externo o infeccioso puede resultar la apariencia enrojecida del ojo y el ardor constante, en algunos casos también mucosas amarillenta o verdosa.

Tratamientos caseros para aliviar la conjuntivitis

Una vez que comienzas a sentir la sensación de ardor, secreciones, lagañas, visión borrosa y el característico enrojecido, te recomendamos realizar algunos de estos tratamientos para aliviar los malestares lo más pronto posible.

Manzanilla

Preparar una infusión de manzanilla puede hacer el mismo trabajo de un colirio y es totalmente natural. Este tiene muchas propiedades antisépticas y antiinflamatorias, lo cual es adecuado para tratar la conjuntivitis.

Pepino

Es usualmente utilizado para las actividades de belleza, debido a que es rico en aceites, agua y vitamina E. además ayuda a relajar los ojos cansados y el enrojecimiento, por lo que, cortar rodajas de pepino y colocarlas sobre los ojos unos 15 minutos, ayudara con la hinchazón.

Caléndula

Así como con la manzanilla, lavarse los ojos con infusiones de caléndula puede ayudar mucho a disminuir los síntomas de la conjuntivitis. Es una planta que también es conocida como flor de difunto o maravilla y tiene muchas propiedades medicinales.

Miel

Es un alimento que tiene muchas propiedades antiinflamatorias y antisépticas, en un vaso de agua o de leche se pueden mezclar unas cucharadas de miel para luego proceder a hacer lavados en los ojos. Si quieres utilizar la leche, lo mejor es que la calientes sin que llegue a hervir y agregar las cucharadas de miel, con un gotero te colocar 2 o 3 gotas en el ojo afectado.

Té verde

Las bebidas de té verde son muy recomendables por sus propiedades medicinales y este, también tiene propiedades para curar las afecciones oculares. La mejor forma de aplicarlo es con compresas húmedas, el procedimiento es el mismo como si fueras a beber el té, pero una vez que mojes las compresas las colocas sobre tus ojos. Luego de ello, los sentirás muy descansados y aliviados.

Esperamos que estos remedios caseros, te sirvan de ayuda para aliviar tu conjuntivitis, sabemos que es una afección incomoda por eso, es más fácil cuando empiezas a tratarlo de forma temprana y con implementos naturales.

Nada más, estad atentos a próximos artículos. Gracias por leernos.

Cuídate de la conjuntivitis

Todos en algún momento hemos sufrido molestias en los ojos sin saber exactamente a qué se debe. Usualmente estas afecciones en los ojos se conocen como conjuntivitis, esta es la inflamación de la membrana transparente que recubre el ojo, debido a las bacterias o algunas alergias.

Esta membrana es conocida como la zona conjuntiva, y esta se inflama principalmente por una alergia al polvo, el moho, los animales o el polvo y cualquier tipo de agente externo que produzca polución en el aire. Son muchos los factores que pueden ocasionar la conjuntivitis, el cambio climático, los vientos fuertes, los resfríos y la luz solar.

Tipos de conjuntivitis

Alérgica: esta es la que surge por causa de la frecuente exposición con un agente externo y a su vez, puede aparecer por causa de enfermedades como la rinitis, dermatitis o la urticaria.

Infecciosa: aquella que aparece por un virus o una bacteria, pero usualmente es más frecuente la conjuntivitis por un virus.

Hay casos donde la conjuntivitis se cataloga como crónica, debido a que hay casos que esta puede durar meses o años. Y esta a su vez puede ser causadas por algunas afecciones del parpado, cuando sufre ectropión o entropión (se tuerce hacia adentro o hacia afuera), también por problemas con los conductos lagrimales, sensibilidad a productos químicos o alta exposición a sustancias irritantes y bacterias como la clamidia.

Causas

  • Contacto con manos o toallas infectadas.
  • Infecciones de origen viral, ya sea por transmisión de otra persona o propagación por aire.
  • Acumulación de bacterias en el ojo.
  • Irritación por agentes químicos.
  • Irritación por poluciones ambientales, vientos, humo, polvo, entre otros.

Síntomas

  • Los síntomas se reconocen debido a que los ojos sufren un enrojecimiento y lagrimeo contantes.
  • También persiste el ardor y la sensación de un cuerpo extraño dentro del ojo.
  • Sensibilidad a la luz, puede ser un síntoma muy vivo de esta afección, por lo que es necesario mantener el uso de gafas de sol para que se proteja el ojo de la luz solar.
  • Cuando la afección es por causas bacterianas, es común ver mucosas amarillentas o de un color verdoso y por las noches suelen pegarse las pestañas

Cuídate de la conjuntivitis

  • Esta es una afección que se considera altamente contagiosa, así que siempre se recomienda lavarse bien las manos con un jabón antiséptico y secarse las manos con toallas de papel.
  • Además, se deben limpiar suavemente los fluidos que puedan salir de los ojos. Si existe alguna incomodidad o irritación se pueden utilizar compresas de agua tibia o de manzanilla como uno de los mejores remedios naturales para esta infección.
  • Evitar los cosméticos, como los lentes de contacto y el maquillaje en esta zona.
  • Si se percibe que la infección de origen bacteriano, es mejor visitar a un especialista para que realice un diagnóstico y, un tratamiento con antibióticos y pomadas.

Hay que tener una buena higiene en los ojos, limpiarlos diariamente y quitar las secreciones que puedan surgir con un paño estéril y suero fisiológico. Entre algunos de los tratamientos también se pueden asumir las pomadas, los geles y colirios, sin embargo, los médicos usualmente recomiendan las gotas oftalmológicas.