Hospital Cima

Centro Internacional de Medicina

Cima

Remedios naturales para el dolor de rodillas

A medida que pasan los años, nuestras rodillas se van resintiendo. Si practicamos deportes de alto impacto o tenemos que subir y bajar escaleras diariamente, el deterioro podría ser mayor. Sin embargo, estos remedios naturales para el dolor de rodillas no solo te quitarán el malestar, sino te ayudarán a mantenerlas jóvenes por mucho más tiempo.

Estos remedios naturales para el dolor de rodillas te serán de mucha ayuda

Controla tu peso: puede sonar tonto pero una de las primeras cosas que debes hacer es controlar tu peso para evitar el dolor de rodillas. Mientras menos peso tengan que cargar ellas, mejor. Trata de comer de forma balanceada y evitar los carbohidratos de noche. Evita azúcares refinadas y come a la hora.

dolor de rodillas

Compra zapatos con tacón: no es recomendable andar durante todo el día con zapatos que no tengan tacón alguno. Esto no solo genera malestar en las rodillas, sino que también te deteriora los talones y puede causar males mayores. Es necesario que los zapatos que utilices sean deportivos preferiblemente, con aire abajo. Si no puedes hacerlo, que tengan algo de tacón.

Té de Jengibre: uno de los remedios naturales para el dolor de rodillas es el té de Jengibre. Compra una pequeña ramita de estas y pica en rueditas para hacer un poco de té diario durante las noches. Algo que puedes agregarle es la cúrcuma, que tiene propiedades antiinflamatorias comprobadas y ayudarán a mitigar el malestar.

Avena: en este caso, otro de los remedios naturales para el dolor de rodillas es el magnesio. Si no te gusta la avena, puedes probar otros alimentos que tengan alto contenido de magnesio, el cual ayuda a las articulaciones. Sin embargo, está comprobado que la avena es uno de los alimentos que tiene mayor cantidad de magnesio.

Menta: este puede funcionar tanto en té como en una crema. Puedes consumir un té de menta, eucalipto y jengibre por las noches mientras te untas una crema de menta. Crea tu propio ungüento con diez gotas de aceite de menta, diez de aceite de eucalipto y aceite de almendras en un recipiente.

Deja uncomentario