Hospital Cima

Centro Internacional de Medicina

Cima

La leche materna mata las células cancerosas

Los beneficios de la leche materna son muy amplios, y los investigadores de Suecia han descubierto la presencia de otra sustancia en la leche materna con increíbles habilidades para combatir el cáncer. Como se informó en un estudio publicado en la revista PLoS One, la sustancia, conocida como HAMLET por sus siglas en ingles, efectivamente mata las células cancerosas, lo que a su vez ayuda a proporcionar una protección duradera contra el desarrollo de tumores en los niños pequeños .

En la década de 1980, investigadores del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades en Estados Unidos(CDC) encontró que los niños alimentados con leche materna tienen menos probabilidades desarrollar cáncer que los niños alimentados con fórmula y otros alimentos no naturales. Ahora, se ha hecho un poco más claro por qué es el caso. La leche materna contiene compuestos únicos como HAMLET que específicamente mata células cancerosas dejando las células sanas crecer y multiplicarse de forma normal.

“Los experimentos de laboratorio han demostrado que Hamlet mata a 40 tipos diferentes de cáncer, y los investigadores ahora van a estudiar sus efectos sobre el cáncer de piel, los tumores en las membranas mucosas y los tumores cerebrales”, explica la revista Science Daily sobre el descubrimiento. “Hamlet mata solamente las células cancerosas y no afecta a las células sanas.”

Los científicos descubrieron originalmente a HAMLET accidentalmente mientras investigaban las propiedades antibacterianas de la leche materna humana. Varios años más tarde, los investigadores de la Universidad de Lund y la Universidad de Gotemburgo, ambas en Suecia, encontraron que HAMLET contiene una proteína y un ácido graso que contribuyen a sus efectos contra el cáncer. Y la investigación adicional ha revelado que la sustancia en realidad pueden formarse en el ambiente ácido del estómago de los bebés, como producto natural del consumo de leche materna.

“HAMLET se produce mediante la combinación de alfa-lactoalbúmina en la leche materna y el ácido oleico que se encuentra en los estómagos de los bebés”, explicó el Profesor Roger Karlsson, de la Universidad de Gotemburgo en la revista Telegraph del Reino Unido. “Entonces, la lactancia materna se ha vinculado a reducir realmente el riesgo de cáncer en los bebés, y HAMLET también activa algunas de las vías de apoptosis de la célula – apoptosis es la muerte celular programada.”
La leche materna puede ayudar a tratar el cáncer en los adultos

Los niños pequeños pueden no ser las únicas personas que pueden beneficiarse de consumir la leche materna. Estudios en humanos que contienen sólo a HAMLET han revelado que puede tratar eficazmente el cáncer de vejiga masculina. Los pacientes con cáncer de vejiga recibieron inyecciones de HAMLET y experimentaron una reducción del tamaño del tumor del cáncer después de sólo unos pocos días de tratamiento.

“Un estudio piloto de pacientes con cáncer de vejiga fueron tratados con una solución HAMLET a través de un catéter,” según el Prof. Karlsson en entrevista a la revista Telegraph. “La solución mató las células cancerosas y el tamaño de los tumores en realidad se redujeron en cinco días.”

Estudios relacionados realizados en los últimos años han descubierto que otros compuestos naturales en la leche materna ayuda inhibir el crecimiento y la diseminación de las células cancerosas. Un estudio de 1994 publicado en la revista Cancer Research, por ejemplo, ha encontrado que la lactoferrina en la leche materna inhibe el crecimiento de tumores en ratones. Y otro estudio publicado el mismo año en la revista Hipótesis Medica ha encontrado que los ácidos grasos en la leche materna también ayudan a impedir el crecimiento del cáncer.

Además, informes han aparecido en los últimos años de personas que utilizan la leche materna humana para curar sus propios tipos de cáncer. Hace varios años, por ejemplo, un hombre que supuestamente curó su cáncer de próstata al beber un poco de leche materna todos los días. Y en 2009, se informó al canal de televisión ABC News que un hombre del Reino Unido tomó dosis diarias de leche materna de su propia hija para ayudar a tratar un caso supuestamente terminal de cáncer de colon que se extendió a su hígado y los ganglios linfáticos.

Deja uncomentario