Hospital Cima

Centro Internacional de Medicina

Cima

Archive for the ‘Enfermedades’ Category

El láser que elimina las moscas volantes en los ojos

moscas volantes ojos

Las moscas volantes en los ojos es algo que muchas personas sufren y parece que es algo que aparece por arte de magia ya que no se pueden tocar y nadie más que la persona afectada las puede ver. El nombre con el cual los oftalmólogos describen esas pequeñas manchas negras que vemos es el de “moscas volantes”. Llegan a ser un poco insoportables porque no puedes hacer nada para remediarlo y pasan por delante de tu globo ocular como si nada una y otra vez durante las 24 horas del día los 365 días del año.

Ahora, por fin, se ha descubierto una nueva tecnica que erradica estas moscas volantes. Se trata de un láser que en menos de 1 hora, termina pulverizando estas molestosas manchas negras que sólo nuestros ojos pueden ver.

«Las moscas volantes son como los acúfenos de los oídos», comenta una de las mayores eminencias de Oftalmología de la Universidad del País Vasco Juan Antonio Durán de la Colina, director científico del ICQO. Según nos cuenta, al igual que hay personas que sin saber porque escuchan un pequeño y leve pitido durante todo el día (parecido al de una televisión que no emite ninguna señal) y no ocurre nada, pues hay personas que tienen estas pequeñas manchitas negras en su visión.

Existen webs que te explican como curar las moscas volantes en los ojos pero la verdad, esta nueva técnica del láser es la que está arrasando por su efectividad. El problema de esta técnica sería, principalmente, que no está cubierto por la seguridad social, por lo tanto debe salir el total del coste de tu bolsillo, y eso, teniendo en cuenta su precio por sesión, de unos 750 euros, no está al alcance de cualquier bolsillo.

Alivia la conjuntivitis sin ir al médico

Sabemos que padecer de conjuntivitis es algo incómodo para mucho y, quizás seas de esas personas a las que no le gusta ir al doctor. Cabe destacar que, el autodiagnóstico y la automedicación no son recomendables bajo ningún concepto, sin embargo, cuando ya has consultado con tu medico de confianza sobre tus síntomas quizás no quieras recurrir a los tratamientos convencionales.

Es por esto que, aquí te vamos a mencionar algunos tratamientos caseros para la conjuntivitis. Es mucho más saludable y así, tu cuerpo no se acostumbra a los medicamentos y esteroides que a la larga pueden resultar dañinos.

Alivia la conjuntivitis sin ir al doctor

Conocemos que la conjuntivitis es la inflamación de la membrana que recubre la parte transparente del ojo y a su vez, también puede afectar el interior de los parpados y toda el área de los ojos.

Esta membrana es conocida como la zona conjuntiva del ojo, y esta se encarga de producir aceites naturales que mantienen al ojo protegido y húmedo. Cuando esta zona se inflama por algún agente externo o infeccioso puede resultar la apariencia enrojecida del ojo y el ardor constante, en algunos casos también mucosas amarillenta o verdosa.

Tratamientos caseros para aliviar la conjuntivitis

Una vez que comienzas a sentir la sensación de ardor, secreciones, lagañas, visión borrosa y el característico enrojecido, te recomendamos realizar algunos de estos tratamientos para aliviar los malestares lo más pronto posible.

Manzanilla

Preparar una infusión de manzanilla puede hacer el mismo trabajo de un colirio y es totalmente natural. Este tiene muchas propiedades antisépticas y antiinflamatorias, lo cual es adecuado para tratar la conjuntivitis.

Pepino

Es usualmente utilizado para las actividades de belleza, debido a que es rico en aceites, agua y vitamina E. además ayuda a relajar los ojos cansados y el enrojecimiento, por lo que, cortar rodajas de pepino y colocarlas sobre los ojos unos 15 minutos, ayudara con la hinchazón.

Caléndula

Así como con la manzanilla, lavarse los ojos con infusiones de caléndula puede ayudar mucho a disminuir los síntomas de la conjuntivitis. Es una planta que también es conocida como flor de difunto o maravilla y tiene muchas propiedades medicinales.

Miel

Es un alimento que tiene muchas propiedades antiinflamatorias y antisépticas, en un vaso de agua o de leche se pueden mezclar unas cucharadas de miel para luego proceder a hacer lavados en los ojos. Si quieres utilizar la leche, lo mejor es que la calientes sin que llegue a hervir y agregar las cucharadas de miel, con un gotero te colocar 2 o 3 gotas en el ojo afectado.

Té verde

Las bebidas de té verde son muy recomendables por sus propiedades medicinales y este, también tiene propiedades para curar las afecciones oculares. La mejor forma de aplicarlo es con compresas húmedas, el procedimiento es el mismo como si fueras a beber el té, pero una vez que mojes las compresas las colocas sobre tus ojos. Luego de ello, los sentirás muy descansados y aliviados.

Esperamos que estos remedios caseros, te sirvan de ayuda para aliviar tu conjuntivitis, sabemos que es una afección incomoda por eso, es más fácil cuando empiezas a tratarlo de forma temprana y con implementos naturales.

Nada más, estad atentos a próximos artículos. Gracias por leernos.

Cuídate de la conjuntivitis

Todos en algún momento hemos sufrido molestias en los ojos sin saber exactamente a qué se debe. Usualmente estas afecciones en los ojos se conocen como conjuntivitis, esta es la inflamación de la membrana transparente que recubre el ojo, debido a las bacterias o algunas alergias.

Esta membrana es conocida como la zona conjuntiva, y esta se inflama principalmente por una alergia al polvo, el moho, los animales o el polvo y cualquier tipo de agente externo que produzca polución en el aire. Son muchos los factores que pueden ocasionar la conjuntivitis, el cambio climático, los vientos fuertes, los resfríos y la luz solar.

Tipos de conjuntivitis

Alérgica: esta es la que surge por causa de la frecuente exposición con un agente externo y a su vez, puede aparecer por causa de enfermedades como la rinitis, dermatitis o la urticaria.

Infecciosa: aquella que aparece por un virus o una bacteria, pero usualmente es más frecuente la conjuntivitis por un virus.

Hay casos donde la conjuntivitis se cataloga como crónica, debido a que hay casos que esta puede durar meses o años. Y esta a su vez puede ser causadas por algunas afecciones del parpado, cuando sufre ectropión o entropión (se tuerce hacia adentro o hacia afuera), también por problemas con los conductos lagrimales, sensibilidad a productos químicos o alta exposición a sustancias irritantes y bacterias como la clamidia.

Causas

  • Contacto con manos o toallas infectadas.
  • Infecciones de origen viral, ya sea por transmisión de otra persona o propagación por aire.
  • Acumulación de bacterias en el ojo.
  • Irritación por agentes químicos.
  • Irritación por poluciones ambientales, vientos, humo, polvo, entre otros.

Síntomas

  • Los síntomas se reconocen debido a que los ojos sufren un enrojecimiento y lagrimeo contantes.
  • También persiste el ardor y la sensación de un cuerpo extraño dentro del ojo.
  • Sensibilidad a la luz, puede ser un síntoma muy vivo de esta afección, por lo que es necesario mantener el uso de gafas de sol para que se proteja el ojo de la luz solar.
  • Cuando la afección es por causas bacterianas, es común ver mucosas amarillentas o de un color verdoso y por las noches suelen pegarse las pestañas

Cuídate de la conjuntivitis

  • Esta es una afección que se considera altamente contagiosa, así que siempre se recomienda lavarse bien las manos con un jabón antiséptico y secarse las manos con toallas de papel.
  • Además, se deben limpiar suavemente los fluidos que puedan salir de los ojos. Si existe alguna incomodidad o irritación se pueden utilizar compresas de agua tibia o de manzanilla como uno de los mejores remedios naturales para esta infección.
  • Evitar los cosméticos, como los lentes de contacto y el maquillaje en esta zona.
  • Si se percibe que la infección de origen bacteriano, es mejor visitar a un especialista para que realice un diagnóstico y, un tratamiento con antibióticos y pomadas.

Hay que tener una buena higiene en los ojos, limpiarlos diariamente y quitar las secreciones que puedan surgir con un paño estéril y suero fisiológico. Entre algunos de los tratamientos también se pueden asumir las pomadas, los geles y colirios, sin embargo, los médicos usualmente recomiendan las gotas oftalmológicas.

Estrés: el asesino silencioso

estres

El estrés es un estado de emergencia en el que se encuentra nuestra mente debido a factores a nuestro alrededor, muchas veces un nivel elevado de estrés no solo lleva a un estado de ansiedad sino que también puede resultar en finalmente presentar ciertos síntomas físicos.

En el día de hoy, el estrés se ha vuelto un factor muy grande en nuestra salud ya que en grandes niveles por mucho tiempo puede causar problemas como, enfermedades cardíacas, obesidad y en algunos casos pérdida de cabello e insomnio. Pero aunque es imposible no ser capaz de sentir nada de estrés, en especial si tienes mucho trabajo y una vida agitada esto no significa que debas aceptar esto como tu forma de vida.

Así que en este artículo vamos a hablar sobre los efectos del estrés en tu cuerpo y la manera que puedes reducir este mismo en tu vida.

estres

Efectos del estrés en tu cuerpo

Como ya mencionamos antes el estrés suele causar una gran cantidad de daños físicos de los cuales uno siempre debería estar pendiente. Algunos son cosas como dolores de cabeza, tics nerviosos y más, los más graves son los siguientes:

Enfermedades cardíacas: los efectos del estrés hacen que los riesgos a enfermedades cardíacas aumenten.
Insomnio: debido a que el estrés altera la manera en la que nuestro sistema nervioso funciona, esto causa el insomnio.
Sobrepeso: Con todas las presiones causadas por el estrés muchas personas se encuentran en una necesidad de ingerir muchas calorías.
Depresión: Debido a toda la presión tanto física como mental que la persona se encuentra, incrementa tus posibilidades de padecer esta enfermedad.
Acné: el estrés incrementa los niveles de cortisol en el cuerpo de la persona causa que tu cuerpo produzca aceites y grasas corporales los cuales causan la aparición de granos.
Úlceras: bajo el estrés tu cuerpo produce más ácidos estomacales y esto finalmente podría desarrollar úlceras en tu estómago.

¿Cómo tratar el estrés?

Aunque evitar completamente el estrés es algo imposible, hay ciertas cosas que uno puede hacer para poder evitar los efectos negativos más graves de este en tu cuerpo, o por lo menos para evitarlo lo más posible y poder manejar tus tareas y trabajo de una manera tranquila.

Si te encuentras realizando un gran proyecto o sabes que tendrás una semana muy agitada, mantener una agenda o simplemente algo donde puedas tener todo organizado completamente claro para que de esta manera no te preocupes de olvidar nada. También puedes realizar algunas actividades como la meditación para poder despejar tu mente y relajarte, puedes hacerlo durante la noche y luego de despertarte de esta manera empiezas y terminas el día de buena manera.

La otra actividad que puedes realizar es cualquier tipo de ejercicio, de esta manera, de esta manera tu cuerpo puede liberar endorfinas lo que puede aumentar tu energía durante la mañana y también puede mejorar tu sistema sanguíneo. Y como siempre para mantener tu salud, debes mantener una dieta balanceada de esta manera puedes recibir todos los nutrientes y calorías necesitas para mantenerte centrado durante un día de arduo trabajo.

¿Qué sucede si la distimia no es tratada?

Uno de los mayores problemas que se pueden presentar en una persona que padece distimia y no es tratada, es que se sumen otras patologías –sucede en el 65 por ciento de los casos- como ser una depresión mayor, trastornos de personalidad, trastornos por ansiedad como, por ejemplo, ataques de pánico o fobia social.

Esto significa que si la distimia no se diagnostica pueden empezar a sumarse otros problemas que se tengan que tratar en conjunto.

Desde este punto de vista se podría decir que si una persona no es tratada a tiempo puede empeorar porque a su distimia se le van sumando otros problemas, si bien esto es cierto no significa que sea el fin del mundo, ya que se puede tratar y curar.

En líneas generales, se puede asegurar que hay mayores posibilidades de que se sumen otras patologías a un paciente que está fuera de tratamiento que al que se está tratando porque en éste último caso el profesional puede actuar de inmediato evitando un nuevo problema en su paciente.

El distímico y su entorno familiar

En todos los casos en que se presentan patologías psiquiátricas es fundamental, educar al paciente y a la familia porque es común que el grupo familiar diga: “él siempre fue así” y tomen como “normal” algo que no lo es. Esto significa que se le debe informar al paciente y su familia cuáles son sus síntomas ya que cuanto más se sabe sobre la enfermedad, más alerta se está para poder saber si algo vuelve a aparecer.

Es importante que el médico conozca a la familia del paciente porque no se puede tratar a la persona como algo separado del contexto familiar en el que vive. En las familias en las que hay una persona distímica desde los 15 años, que recién llega a la consulta a los 30, se observa que sus padres y hermanos piensan que su conducta es totalmente normal, porque hay un acostumbramiento y una adaptación por parte del grupo familiar.

Un buen consejo para los padres es el siguiente: el mejor camino a seguir ante situaciones que no son claras en lo hijos es buscar la consulta con el pediatra y no empezar a hacer hipótesis sobre lo que le sucede a un niño.

De esta forma, se pueden aclarar todas las dudas sin crear falsas creencias sobre temas que no se tienen conocimiento. Con respecto a la distimia es importante que la gente sepa que es un trastorno afectivo, que no es ningún “fantasma” ni es grave porque se trata y se puede revertir.

¿Qué es la dermatitis seborreica?

La dermatitis seborreica es una enfermedad que produce afección en la piel (cutánea) que además, puede producir inflamación, pero no hay que preocuparse, es una enfermedad común que provoca escamas desde blancas hasta amarillas, sobre todo en las áreas con más grasa del cuero cabelludo.

Estas escamas pueden ir acompañadas de enrojecimiento en la misma zona afectada o no. Cuando esta enfermedad afecta a los bebés, se le conoce como costra láctea.

Causas que produce la dermatitis seborreica

Aún no hay evidencia científica concluída al 100% que indique la causa exacta que provoca la dermatitis seborreica, pero muchos apuntan a que se produce por los siguientes factores:

  • Hongos levaduriformes como el Malassezia, el cual vive en la piel, para ser exactos en el mismo lugar que las glándulas sebáceas.
  • Mal funcionamiento de las glándulas sebáceas.
  • Cambios en el funcionamiento normal de la barrera cutánea.
  • Directamente, los genes del afectado.

Cómo se curan o tratan las alergias

Para tratar las reacciones alérgicas primero hay que tener en cuenta que pueden presentarse principalmente dos casos:

  1. A) Que se conozca el alérgeno causante de la manifestación alérgica
  2. B) Que se ignore. Algunas veces, después de un rigurosísimo interrogatorio, y luego de haber realizado pruebas especiales, se logra identificar el alérgeno responsable de la reacción.

En estos dos casos se recomienda fundamentalmente, por una parte, evitar en gran medida que la persona afectada entre bajo ningún concepto en  contacto con el agente causante y, por otra, practicar una desensibilización específica.

Evitar que la persona afectada entre en contacto con el alérgeno puede, en ciertos casos, resultar relativamente fácil, Así ocurre cuando se trata de polvos, alimentos, medicinas (como por ejemplo la cortisona y la penicilina). En cambio, es mucho más difícil cuando para ello es preciso cambiar de estilo de vida. Si esto es imposible se recurre, entonces, a la desensibilización específica.

Como combatir al alérgeno

El principio de la desensibilización es sencillo. Se trata que, poco a poco, el organismo se acostumbre al alérgeno nocivo y, en cierto modo, se domestica a ese alérgeno. En definitiva, lo que se quiere conseguir es suprimir la reacción alérgica o, al menos, reducirla en cierta manera.

Si se desconoce el alérgeno, no puede hacerse otra cosa que recurrir a un tratamiento de la zona afectada por la alergia y proceder a una desensibilización de carácter general. Para ello, aunque con resultados muy variables, se utilizan diversos sistemas: reinyección de la propia sangre a la persona afectada o utilizar medicinas muy específicas.

Ciertos anticuerpos “protectores”,  los agentes naturales de defensa, como las inmunoglobulinas, también pueden desempeñar un eficaz papel. Los antihistamínicos, los antibióticos, los derivados de la cortisona, las curas termales, la higiene diaria y los ejercicios físicos al aire libre ejercen, según los casos, una acción benéfica.

Perfil de una persona distímica

Existen dos tipos de distímias bien diferenciadas. La primaria y la secundaria. Veamos en qué se distingue una de otra:

Distimia Primaria:

Se presenta cuando no es producto de una enfermedad orgánica. Dentro de este tipo de distimia puede distinguirse:
• La de inicio precoz que empieza en la niñez o adolescencia.
• La de inicio tardío que se presenta después de los 21 años y es menos frecuente que la de inicio precoz.

Distimia Secundaria:

Nos referimos a ella cuando se presenta como consecuencia de un problema orgánico. En estos casos, siempre se trata primero el problema orgánico y recién después se evalúa si esa persona necesita un tratamiento psiquiátrico.

El distímico es la persona que dice: “siempre estuve mal, no tengo deseos de hacer nada“. Por eso, uno de los síntomas más notorios es la “anhedonia”, término que significa “falta de ganas”, pero hay que aclarar que el distímico es un individuo que no manifiesta mayores problemas en el área laboral ni social. Es más, puede seguir con el curso normal de su vida, pero tiene la sensación de que todo lo que hace le cuesta mucho y que si no se sintiera así podría hacer las cosas mejor y sin tanto esfuerzo.

En los niños y adolescentes, los síntomas son diferentes, ya que no están relacionados con la falta de ganas y el deterioro en el aspecto laboral y social, sino que se puede empezar a pensar en distimia infantil cuando se observa una irritabilidad y hostilidad en forma casi ininterrumpida a lo largo de todo un año.

Esto, por supuesto, no significa que todo niño que está irritable u hostil es distímico, pero, por otro lado, muchas veces no se le presta la debida atención a esta conducta porque es considerada por los padres y los maestros como una típica conducta, de esa etapa de la vida. Lo más aconsejable es que si los padres desean consultar por la conducta de su hijo, deben comenzar por hablar con el pediatra para que evalúe si el niño tiene algún problema orgánico que pueda estar provocando esas reacciones.

Una vez que el médico descarta la posibilidad de una enfermedad orgánica, debe hacer una adecuada derivación a un psiquiatra infantil para que analice e investigue cuál es la razón de esa conducta y pueda llegar a un diagnóstico adecuado.

Abdomen hinchado, los alientos y hábitos que lo producen

A lo mejor haces ejercicio o tratas de comer bien, no tienes mucha grasa ni flácidas en el abdomen, pero ves que a veces lo tienes hinchado o incluso algunos días ves que se te hincha muchísimo y esto pasa incluso a las personas delgadas. Ahora te diremos por qué pasa esto.

Tragas aire al comer: Esto puede pasar por muchas cosas comes muy deprisa, hablas mientras comes, masticas con la boca abierta entonces estas tragando aires y se te hincha el vientre, también se suele tragar aire si estás nervioso mientras comes, si sueles mastica chicle a menudo o si bebes líquidos con cañita, etc.

Masticas poco la comida: Entonces estas dando más trabajo al sistema digestivo y esto hace que se hinche el abdomen, así que relájate al comer, mastica bien cada bocado y bebe los líquidos lentamente.

Haces comidas demasiado grandes: Obviamente demasiada comida junta hace que se te hinche el abdomen porque además provoca una digestión lenta y la comida está demasiado rato en el estómago provocando que éste se hinche.

Hacer dietas muy estrictas: Las dietas que restringen demasiado la cantidad y variedad de alimentos lentifican el movimiento natural del aparato digestivo y como consecuencia el abdomen se suele hinchar debido al aumento del tiempo de permanencia de la comida en el estómago.

Tomás muchas grasas y comidas grasosas: Como fritos, salsas, rebozados, alimentos muy pesados esto provoca digestiones pesadas e hinchazón, de todos los nutrientes los más difíciles de digerir generando una especie de atasco en el aparato digestivo son las grasas; así que si comes mucha cantidad de grasas tendrás hinchazón y cuidado con las frituras, ya que es el modo de cocinado con el que el alimento absorbe más aceite.

Tomás alimentos muy condimentados o picantes: Los alimentos que son preparados con muchos condimentos en los que está incluido por ejemplo el chile, pimienta, ajo, mostaza, etc. Pueden liberar ácidos en el estómago los que pueden provocar irritación e inflamación de estómago; esto no le pasa a todo el mundo, pero algunas personas con estómagos sensibles si que les pasa esto y se les hincha el abdomen.

Como muchos alimentos envasados: Los alimentos envasados y precocinados tiene mucho sodio ya que éste se usa como conservante, de hecho, muchos alimentos envasados que parecen saludables como aderezos para ensaladas, conservas de pescados, salsa de tomate pueden tener altísimas cantidades de sal que hasta pueden exceder el límite recomendado diario, las comidas saladas retienen el agua en tu cuerpo haciendo que te inflames. Una persona que come demasiada sal hace que su organismo retenga líquidos y por tanto su zona media es decía el estómago se inflame.

Comes bastante pasta blanca y otros alimentos procesados: Las pastas son carbohidratos simples que son conocidos por producir una gran hinchazón, comer alimentos refinados es decir hechos con harinas no integrales como el pan, las galletas, la pasta, los cereales del desayuno, el arroz hacen que se agoten las enzimas digestivas que fabrica el aparato digestivo ya que estos alimentos están desprovistos de ellas; esto se traduce en una menor fuerza digestiva y provocan hinchazón abdominal; trata de comer alimentos integrales que son más beneficiosos para la salud porque tienen más vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes que los blancos y además tienen encimas con efectos positivos en el aparato digestivo para combatir el vientre hinchado.

Comes alimentos con edulcorantes artificiales: Los alimentos endulzados con aspartamo, sorbitol, sucralosa no tienen calorías pero suelen inducir a la hinchazón, estos edulcorantes artificiales están mucho tiempo en el estómago porque el organismo no los digiere bien; el consumo de estos alimentos suele generar un aumento de gases y una sensación de barriga hinchada, pero los alimentos con azúcar blanca como pasteles, chocolate, etc. No son mejores, también causan hinchazón porque las bacterias del estómago se alimentan de azúcar.

Comer siempre la fruta de postre: No lo hagas esto ralentiza la digestión, el mejor momento para comer frutas es con el estómago vacío, bien por la mañana cuando vamos a desayunar, entre comidas o como entrante de una comida; si comes fruta después de comer, las frutas deben aguardar su turno en el proceso digestivo esto a muchas personas les supone problema, pero en muchos casos pueden provocar digestiones lentas y favorecer procesos de fermentación y de inflamación abdominal.

Comer justo antes de acostarse: Si comes siempre poco rato antes de ir a dormir es muy probable que amanezcas hinchado, cuando se duermes con el estómago lleno el cuerpo no puede digerir la comida con la misma eficacia que cuando estamos despiertos y esto inflama el abdomen; así que trata de cenar dos horas antes de ir a dormir, si tienes mucha hambre justo antes de ir a la cama come algo muy liviano como un poco de fruta o yogur.

Tienes estreñimiento: La permanencia de las heces demasiado tiempo en el intestino junto con la falta de movimiento intestinal provoca gases e hinchazón abdominal, si comes poca fibra, tomas pocos líquidos, no haces actividad física esto te provocara estreñimiento y te inflamara el abdomen; para evitarlo come granos enteros, frutas, hortalizas, legumbres, frutos secos, semillas y bebe bastantes líquidos, también realiza un mínimo de 30 minutos de actividad física unas cinco veces a la semana.

Consumes fibra en exceso: Un consumo regular y suficiente fibra da muy buenos beneficios a la salud pero si comes fibra en exceso  provoca hinchazón abdominal o incluso diarrea; si quieres consumir más fibra en tu alimentación incrementa el consumo poco a poco de forma progresiva, si lo haces bruscamente puedes provocar inflamación abdominal y diarrea.

Bebes poca agua: Tienes que beber más agua para ayudar a expulsar el exceso de sal y toxinas del cuerpo y reducir la hinchazón, el agua es mejor que la tomes sobre todo fuera de las comidas, sí bebes en exceso durante una comida puede hacer que se te hinche el abdomen sobre todo si en esa comida ingeriste muchas harinas blancas, la mezcla de ambas cosas hincha el abdomen.

Tomas bastantes refrescos, bebidas con gas, café o bebidas alcohólicas: Todo esto hace que generes gases y que se hinche el abdomen.

Tiene ansiedad, nerviosismo, estrés: Todo esto hace que acumulemos gases, además hace que comas más de lo normal y que tengamos problemas con las digestiones y todo esto hace que se inflame el abdomen

Puede que sufra alguna intolerancia lo desconozca: A lo mejor ciertos alimentos que incluyes en tu dieta habitual no son bien asimilados ni digeridos por su cuerpo y aparecen síntomas de pesadez: las alergias o intolerancias como la del gluten o lactosa provocan inflamación abdominal y acumulación de gases, es importante que averigües si tienes intolerancia a algún alimento.

Algunos medicamentos: Que puedes estar tomando vuelo está provocando hinchazón abdominal lee los prospectos de los fármacos que consumes y también estos provoca algunos problemas de salud como quistes ováricos, miomas, síndrome del intestino irritable, etc.

Todo esto cause hinchazón si tiene siempre el abdomen hinchado y además te duele y nunca se te va la hinchazón acude de inmediato a un médico.

La mala postura: Si tienes una mala postura con la espalda encorvada, sin encorvas la espalda el abdomen sale hacia fuera automáticamente, además es recomendable sentarde con la espalda derecha y el abdomen un poco contraído este hábito ayuda a conservar una mejor postura y evitará que poco a poco el vientre se vuelva abultado por naturaleza.

Realizas poca actividad física: Hay que hacer ejercicio no sólo para quemar grasa y tonificar el abdomen, el sedentarismo ocasiona que tengas poca movilidad intestinal, que tengas estreñimiento, retención de líquidos y hace que el estómago no trabaje adecuadamente; hacer abdominales es muy importante porque al fortalecer esta zona logras unos abdominales fuertes y éstos mantienen a las vísceras y órganos internos en su lugar haciendo que no salgan hacia afuera.

Es frecuente que la hinchazón abdominal aumento a lo largo del día a todos nos pasa que por la noche tenemos el estómago más abultado, más hinchado que por la mañana.

Medicamentos para la arritmia

La arritmia es la alteración de la frecuencia, secuencia y regularidad de las contracciones del corazón. El pulso patológico se vuelve lento, rápido o irregular. La contracción del corazón se produce como resultado de un impulso eléctrico a lo largo del sistema de conducción cardiaco.

Pueden producirse alteraciones durante la fase de formación, transmisión o recirculación de la señal. Los medicamentos para la arritmia son seleccionados exclusivamente por el médico después del examen.

Mecanismo del sistema de conducción del corazón

El principal generador de impulsos cardíacos es el nodo sinusal, que se encuentra en el ápice de la aurícula derecha. Por lo tanto, las señales eléctricas divergen en las células:

  • Algunas de ellas causan la contracción auricular.
  • A menudo se necesita del nodo atrioventricular para ralentizar las señales.

Se necesita una pausa para que la aurícula se contraiga y bombee sangre hacia los ventrículos.

El impulso se dirige al “haz de His”, que con la ayuda de las fibras de Purkinje en los tejidos del corazón estimula las células en los ventrículos izquierdo y derecho. El trabajo coordinado de todos los nodos y el sistema de conducción garantiza un ritmo cardiaco estable y su regulación en respuesta a la carga.

Por lo tanto, las alteraciones pueden estar asociadas con tres patologías:

  1. El problema de la formación de una descarga eléctrica en el marcapasos (extrasístole o pérdida del ritmo cardiaco regular o ritmo acelerado como resultado de la taquicardia).
  2. Malfuncionamientos en la transmisión de impulsos o bloqueos.
  3. Un cambio en el marcapasos (fibrilación auricular o fibrilación ventricular), cuando la frecuencia cardíaca para los ventrículos comienza a establecer el nodo atrioventricular.

Los fármacos antiarrítmicos pueden suprimir la producción de impulsos anómalos o detener su transmisión.

Complejidades de la terapia antiarrítmica

La arritmia a menudo actúa como un síntoma de otras enfermedades del corazón:

  • Hipertensión.
  • Malformaciones congénitas.
  • Insuficiencia cardíaca crónica.
  • Procesos infecciosos en los tejidos del corazón.

En realidad, el latido del corazón perturbado actúa como una descompensación, que se produce como resultado de fallas en el trabajo de otros órganos. Normalmente, el corazón debe contraerse, por lo que el nodo es responsable, y relajarse, lo que es facilitado por la actividad del nervio vago. Las drogas destinadas a ralentizar o sincronizar el ritmo cardíaco, eliminan sólo el síntoma, sin afectar a la causa.

Se señalan como causantes de las alteraciones del ritmo cardiaco a enfermedades endocrinas: cambios menopáusicos y glándulas tiroides y suprarrenales. También se incluyen trastornos metabólicos, incluida la diabetes mellitus. El equilibrio del balance de potasio y magnesio, el tabaquismo, la sobrecarga física, los resfriados y la intoxicación alcohólica pueden agravar la arritmia. Sin eliminar el factor inicial, los fármacos no serán capaces de detener completamente el síntoma.

Inconvenientes del uso de fármacos

La eficacia de la prescripción de fármacos a partir de la arritmia tiene dos inconvenientes:

  • Deben tomarse todos los días.
  • No se puede hablar de una cura completa.

Después del uso prolongado de fármacos, se producen efectos secundarios que se manifiestan en el desarrollo de nuevas arritmias. Y como es de esperar, estas arritmias no responden al tratamiento. Durante la fibrilación auricular, los anticoagulantes son prescritos adicionalmente para reducir el riesgo de coágulos de sangre. Con la taquicardia, la eficacia del tratamiento se verifica mediante monitorización electrocardiográfica.

Principales clases de medicamentos

Los preparados que normalizan la conductancia de los impulsos cardíacos se designan dependiendo del tipo de arritmia, el lugar de formación del impulso patológico o su alteración. Las sustancias pueden afectar a dos parámetros:

  • Impulso eléctrico.
  • Acción potencial o movimiento de la onda de excitación a través de las células.

Por lo tanto, los fármacos recetados para tratar la arritmia se dividen en cuatro grupos:

  1. Agentes estabilizadores de la membrana: Se prescriben para las arritmias de las aurículas y ventrículos. Dependiendo de la clase, pueden ralentizar el pulso, ralentizar o influir en el potencial de acción sin afectar la velocidad de la señal eléctrica.
  2. Beta-bloqueadores: Afectan directamente al nódulo auriculoventricular, normalizan el ritmo sinusal y eliminan la fibrilación auricular.
  3. Bloqueadores de los canales de potasio: Se utilizan para las arritmias ventriculares y auriculares, la fibrilación y el aleteo auricular, que se asocian con resultados fatales.
  4. Bloqueadores de los canales de calcio: Interrumpen el movimiento de los iones de calcio, afectan las anomalías del nódulo auriculoventricular y ralentizan los impulsos.

La existencia de diversas causas y variedades de arritmias hace que el auto-tratamiento sea inaceptable. La fibrilación auricular y la fibrilación ventricular pueden causar complicaciones que ponen en riesgo la vida sin una terapia adecuada.

You are currently browsing the archives for the Enfermedades category.