Hospital Cima

Centro Internacional de Medicina

Cima

Todo es asegurable

Esto es lo primero que hay que tener claro: Todo es asegurable. De eso no cabe ninguna duda. Si quieres tener un seguro porque tienes miedo de que se acabe el oxígeno del planeta Tierra, y estás dispuesto a pagar una prima anual para que, en el caso de que se acabe el oxígeno en el planeta, la aseguradora te indemnice, ten por seguro que podrás crear ese contrato.

Ahora bien, el hecho de que cualquier estupidez pueda ser asegurable, no implica que existan seguros para cualquier estupidez. Al fin y al cabo, resulta difícil pensar que pueda haber gente dispuesta a pagar una prima a una aseguradora a cambio de una indemnización en caso de que se acabe todo el oxígeno de la Tierra (aunque ya vimos que hay seguros realmente extraños). Para que exista un seguro, debe haber una persona que esté dispuesta a pagar una prima por dicha seguridad, y una persona que esté dispuesta a indemnizar a esa persona a cambio de una prima.

Esta es la razón por la que no hay seguros contra que se acabe el oxígeno en la tierra (no tiene sentido pagar una prima por ello) ni seguros contra el deterioro de la piel (nadie pagaría una indemnización por el deterioro de la piel, ya que es algo que sucede de forma inevitable).

Eso no quiere decir que no existan seguros contra el deterioro extraordinario de la piel. Eso podría tener sentido. Pero contra el deterioro normal, es obvio que no los habrá.

Así, en definitiva, no tiene mucho sentido que existan seguros estúpidos, porque todos amamos nuestro dinero y no queremos dejarlo ir, ya seas el que busca seguridad, o el que ofrece el seguro.

En consecuencia, cuando veas un seguro extraño por televisión o por las redes sociales, primero duda. Lo más probable es que sea una campaña de marketing viral para atraer visitas a la página web y que consulten los seguros de verdad.

Como ves, pueden existir seguros para todo. Cosa bien distinta es que alguien quiera contratarlos o alguien esté dispuesto a asegurarte por ello. En definitiva, los seguros son un mundo innovador y que puede presentarse de mil formas distintas.

Leave a Reply