Hospital Cima

Centro Internacional de Medicina

Cima

Nutrición y Cáncer

Que tu alimento sea tu medicina, y que tu medicina sea tu alimento.

Hipócrates, 400 A.C

Acabo de perder a mi segunda suegra al cáncer. Esta vez no ha sido una lucha dura de dos años, sino que falleció a los 10 días de descubrir que tenía cáncer en pulmones, pecho, fémur, pelvis y nódulos linfáticos. No había mucho que hacer tras ese descubrimiento. Todos, absolutamente todos, hemos perdido un familiar o amigo al cáncer, un ser querido desparecido de nuestra vida sin que sepamos exactamente cómo ha ocurrido, dejándonos atrás sin saber la razón de tal injusticia. ¿Han notado cómo nunca se mueren pronto las personas desagradables, rancias y egoístas? Siempre son personas muy queridas y siempre nos parece la mayor injusticia del mundo que se haya tenido que ir de una manera tan abrupta.

¿Cura contra el cáncer?

Todos nos preguntamos si no se encontrará pronto una cura contra el cáncer, que si una vacuna, que si una quimioterapia que pueda acabar con las células malignas sin matar a la persona en el intento. Yo creo que esa cura maravillosa no va a llegar, yo creo que la respuesta está en nosotros mismos, en la dieta y estilo de vida que llevamos.

Nutrición y cáncer

Ya que perdí a mi primera suegra al cáncer de colon, su hermana murió de lo mismo, y su hermano tuvo que ser operado pero lo descubrieron a tiempo, soy consciente de la carga genética que llevan mis niñas. Ya de por sí soy un poco obsesa con la nutrición (de ahí este blog), pero el pensar que el cáncer puede entrar en mi vida a través de mis niñas me ha agudizado todos los sentidos hacia la alimentación y siempre estoy al día con los últimos descubrimientos que puedan ligar nutrición y cáncer. Siempre he sabido de manera intuitiva que es importante comer muchas frutas y verduras, y si ecológicos, mejor. Ahora tenemos un grupo de científicos en Reino Unido que de hecho han demostrado que es así, y por qué la nutrición natural es tan importante.

En el libro Salvestroles: La Defensa De La Naturaleza Contra El Cancer: Vínculos entre dieta y cáncer Brian Schaefer nos explica cómo se llevaron a cabo estos estudios y la evolución que tuvieron los científicos en el camino.

Enzimas y el cáncer

El grupo de enzimas P450 son enzimas que nos ayudan a eliminar medicamentos y toxinas químicas de nuestro cuerpo. Una de estas enzimas, la CYPB1B1, existe sólo y exclusivamente en las células cancerígenas. En TODOS los cánceres, independientemente de qué tipo. Esto ya de por sí es un descubrimiento revolucionario, ya que hay muchos tipos diferentes de cáncer, el CYPB1C1 es el primer factor común que se ha descubierto. Tras descubrir a esta enzima, los científicos se tuvieron que preguntar, ¿esta enzima constituye parte del problema, o la solución? O sea, se propusieron investigar si las células cancerígenas producían esta enzima como parte de su metabolismo para sobrevivir, o el cuerpo producía la enzima para combatir las células cancerígenas.

Por una parte, la enzima constituye un problema, ya que al formar parte del grupo P450, de por sí existe para metabolizar y limpiar tóxicos del cuerpo. De esta forma, cuando se trata al paciente de cáncer con una quimioterapia no específica, la enzima CYPB1C1 alegremente se pone a metabolizar al medicamento, protegiendo así a la célula cancerígena. Pero obviamente, esta no puede ser su función primaria, porque existe desde hace millones de años, ¡y los hombres de las cuevas lógicamente no usaban quimioterapia!

Los Salvestroles

No, la función primaria de la CYPB1C1 de hecho es destruir a la célula cancerígena. Todos los días se producen células anormales en nuestros cuerpos, pero el cuerpo los elimina a través de un sistema muy eficiente. ¿Cómo eliminan los CYPB1C1 a las células cancerígenas? Pues a través de su función de metabolizar. A través de nuestra dieta ingerimos unos compuestos llamados Salvestroles. Son compuestos producidos por vegetales, y cuando entran en nuestro cuerpo se dirigen a las células cancerígenas que se van encontrando. Dentro de la célula, se une a la enzima CYB1C1, la cual  la metaboliza produciendo unos metabolitos que son agentes anti-cancerígenas. Es perfecto, porque como CYPB1C1 sólo existe en las células cancerígenas no se produce daño ninguno a las células sanas. La quimioterapia en cambio, suele ser poco específica y matar a mucho tejido sano (de ahí que a la gente se le cae el pelo y enferman tanto con quimioterapia).

¿Qué son los Salvestroles exactamente? Forman parte del sistema inmune de las plantas. Las plantas los produce cuando son invadidas por hongos (por ejemplo, el moho que crece sobre las fresas maduras) u otros patógenos que puedan dañar la planta. Los Salvestroles ayudan a proteger la planta contra estos agentes invasores.

Nuestra dieta falla

Bueno, y te preguntarás, si existe un sistema ya en nuestro cuerpo para eliminar el cáncer, ¿por qué es tan prevalente?  Pues por un lado, porque falla nuestra dieta. Primero, que no comemos suficientes frutas y verduras. Lo de 5 al día ni lo cumplimos, pero deberíamos comer mucho más que eso. Segundo, ya de por sí los Salvestroles se encuentran en cantidades ínfimas en las plantas, y si no comemos ecológico se estima que se reduce hasta un tercio. Se estima que hasta la edad victoriana consumíamos unos 12 mg de Salvestroles al día. Desde que se introdujeron las formas de producción intensiva comemos unos 2 mg al día. Una gran diferencia, ¿no?

¿Por qué deberíamos comer ecológico?

En realidad es lógico, sabiendo porqué las plantas producen Salvestroles. Si los producen para protegerse de hongos y otros patógenos, ¿qué ocurre cuando el agricultor fumiga con fungicidas? La planta, al no ser atacada, no se defiende. Otro factor importante es la colecta. Las frutas y verduras que se originan en agriculturas intensivas a menudo se colectan inmaduras, para madurar de camino a los supermercados. Los hongos suelen atacar a la fruta cuando es madura, de manera que si la cogemos antes de su madurez, a la planta no le ha dado tiempo de producir Salvestroles. Estudios han demostrado que los productos ecológicos contienen hasta 30 veces más Salvestroles que los productos de agricultura moderna e intensiva. Hay más factores, por ejemplo es preferente comer frutas “antiguas” ya que las nuevas variedades han sido creadas por su buena apariencia y sabor dulce, mientras su contenido en Salvestroles ha disminuido. El procesamiento también influye. Cuando se filtran productos como zumo y aceite de oliva también se filtran los Salvestroles.

¿Qué debo comer para proteger mi cuerpo contra el cáncer?

Primero, hay que comer muchas frutas y verduras. Busca siempre productos ecológicos, y del terreno, de manera que no llevan semanas de transporte. Intenta comer productos frescos, que no has sido procesados, evitando los zumos concentrados y la comida rápida en general. Intenta comer bastante crudo, como ensaladas interesantes con un aliño diferente por  ejemplo batiendo frambuesas con vinagre y aceite de oliva. Acostumbra a  tus hijos a que coman frutas y verduras.

Otros factores

Los Salvestroles son necesarios para que la enzima CYPB1C1 pueda llevar a cabo su función de matar las células cancerígenas. Por otro lado, la CYPB1C1 debe estar libre para poder conectarse al Salvestrol. Hay otros compuestos que pueden conectarse al CYPB1C1 y así inhibir su función. Inhibidores fuertes incluye el monóxido de carbono (que se encuentra en el humo de tabaco) y fungicidas. Las fungicidas no sólo se encuentran en los productos para las plantas, si no que también las puedes encontrar en champús, pinturas y productos de limpieza.

 Ejemplo de receta llena de Salvestroles

Una buena “bomba” de Salvestroles puede ser esta ensalada:

– Usa lechugas diferentes como la rúcula, hojas de mostaza, espinacas etc.

– Un manojo de espárragos verdes, troceados y hechos a la plancha con sal y un poco de zumo de limón

– Un aguacate troceado

– Un pepino pelado y troceado

– Un mango o melón o higos frescos u otra fruta que te apetezca, pelada y troceada

– Un manojo de hierba como menta / cilantro / perejil / albahaca

– Semillas de sésamo / pipas de calabaza/ linaza  o almendra troceada, usa una clase o varias

– Aliño: Bate 4 frambuesas, 4 moras, vinagre de vino, aceite de oliva, 1 cucharadita de miel, 1 cuchara de soja, sal y pimienta.

– Puedes añadir daditos de queso si quiere añadirle más proteínas.

– Mézclalo todo en una fuente, y disfruta de tu ración de Salvestroles

Leave a Reply