Hospital Cima

Centro Internacional de Medicina

Cima

Mitos y realidades sobre el cáncer de pulmón

El cáncer de pulmón es uno de los tipos de cáncer más comunes y uno de los que más afecta a la población, en comparación con otros tipos de cáncer. Esta patología tiene una particularidad: el riesgo de padecerla aumenta por causa de acciones efectuadas por el mismo individuo en la mayoría de los casos. También existen mitos y realidades sobre el cáncer de pulmón de los cuales aclararemos algunos a continuación.

Cáncer de pulmón. Certezas y datos falsos

Mito # 1: Fumar siempre ocasiona cambios en las placas de tórax, si no presento cambios, tampoco tengo riesgo de padecer cáncer. Realidad: Hacer seguimiento de la posible presencia del cáncer de pulmón mediante placas de tórax no es confiable.

Mito # 2: Si fumé cigarrillos durante mucho tiempo, pero ya no fumo. Entonces, la posibilidad de desarrollar cáncer es nula. Realidad: Haber permanecido durante un largo tiempo expuesto al tabaco aumenta el riesgo de padecer cáncer, aún cuando se abandone el mal hábito.

Mito # 3: Otro de los mitos y realidades sobre el cáncer de pulmón es la imposibilidad de desarrollar la patología por no tener contacto con el tabaco. Realidad: los fumadores están más propensos a padecerlo, pero cualquier persona presenta riesgos aún cuando se han mantenido a distancia del tabaco. Exponerse al asbesto y la contaminación, ser fumador pasivo y tener antecedentes de tuberculosis también inciden en el aumento de los riesgos.

Mito # 4: El cáncer pulmonar se puede detectar con una prueba de sangre. Realidad: esta patología se diagnostica mediante una biopsia sobre el tejido pulmonar. O bien, por una biopsia pulmonar a cielo abierto o mediante la inserción de un broncoscopio a través de la garganta.

Mitos y realidades sobre el cáncer de pulmón # 5: Ya me han diagnosticado cáncer de pulmón, así que puedo seguir fumando porque ya no hay marcha atrás. Realidad: en algunos casos, dejar de fumar puede reducir las posibilidades de padecer una reincidencia patológica. Y fumar durante el tratamiento o después de una operación reduce la efectividad de los tratamientos y retarda el proceso de curación.

Leave a Reply