Hospital Cima

Centro Internacional de Medicina

Cima

Meriendas naturales para grandes y pequeños

Es común que a las once de la mañana y las cinco de la tarde nos dé hambre. Sin embargo, hay que tener cuidado con lo que se ingiere, ya que si comemos demasiado dulce o harinas y nos dejamos llevar, podríamos engordar demasiado. Es por ello que te recomendamos a continuación algunas meriendas naturales para grandes y pequeños, que podrán disfrutar tú y tus hijos conservando su salud.

Con estas meriendas naturales para grandes y pequeños no hay de qué preocuparse

Yogur con melocotón: en realidad, puedes acompañar el yogur con cualquier fruta de tu agrado. Es una de las meriendas naturales para grandes y pequeños que resulta más económica y genera una sensación de bienestar inmediato. A las cuatro de la tarde es común tener ansiedad por dulce, y esta merienda la combate totalmente.

meriendas naturales

Galletas de avena: esta es sin duda una de las meriendas naturales para grandes y pequeños más prácticas que hay. Simplemente debes colocar en un molde un poco de avena, azúcar, un huevo un poco de harina y vainilla. Colocas estas mezclas en los moldes de tu preferencia y horneas durante veinte minutos. Es una merienda con alto contenido de magnesio, esencial para la prolongación de la juventud.

Nueces: es una excelente opción muy práctica para todos los miembros de la familia. Puedes llevarlas en un pequeño envase y comerlas durante la media mañana y la media tarde. Las nueces son muy positivas para el desarrollo cerebral y también aportan Omega 3 al organismo.

Galleta María con jugo natural: puedes llevarte en un pequeño envase un jugo de tu fruta predilecta. Lo acompañarás con una galleta María, la cual es sabrosa y dulce, pero no tan engordante como otras. Esto es ideal para la media mañana, ya que aporta energía y quita la ansiedad.

Combinación de frutos secos: puedes hacer ricas combinaciones de frutos secos a diario. Estos aportan Omega 3, Magnesio y todos los nutrientes necesarios para el desarrollo del organismo. Algunos de los frutos secos que puedes combinar son las pasas, los orejones de naranja, merey, nueces, almendras o frutos deshidratados.

Leave a Reply