Hospital Cima

Centro Internacional de Medicina

Cima

Extracto de semilla de uva destruye células cancerosas

Investigadores del Centro de Cáncer en Colordo informaron en la prestigiosa revista Carcinogenesis del mecanismo único que ejerce el extracto de semilla de uva (vitis vinifera) para destruir las células cancerosas en la cabeza y el cuello. Más de medio millón de personas en todo el mundo serán víctima de este tipo de carcinoma y 12,000 personas morirán en los Estados Unidos. En un modelo experimental con ratones, los científicos encontraron que el extracto de semilla de uva provoca daño en el ADN en las células cancerosas e inhibe el mecanismo de reparación necesario usado por estas células para regenerar y multiplicar.

Extracto de semilla de uva ha sido objeto de múltiples estudios que demuestran la capacidad de los polifenoles para ayudar la salud del cerebro, mejorar la cognición y reducir el riesgo de demencia. El consumo regular de uvas rojas o suplementos con extracto de semilla de uva ahora serán un importante aliado en la guerra contra el cáncer.

Extracto de semilla de uva reduce la tasa de crecimiento de ciertos cánceres hasta en un 67%

El investigador principal, el Dr. Rajesh Agarwal y su equipo determinaron que en los ratones suplementados con extracto de semilla de uva fue reducido el crecimiento de ciertos tipos de cáncer hasta en un 67%. También reduce la tasa de progresión de los tumores mortales  mientras que induce la apoptosis (muerte celular programada) de las células cancerosas. Los ratones se han utilizado para estudiar líneas celulares de cáncer, ya que la progresión tumoral y la metástasis en ratones y humanos  sucede de una manera similar.

Los investigadores encontraron que el extracto creó un ambiente desfavorable para el crecimiento de células cancerígenas. Las células de cáncer requieren un medio ambiente específico, suministro de sangre y nutrientes metabólicos para ser capaces de propagarse. Si cualquiera de estos factores se alteran, se produce la muerte de las células cancerosas. El científico comentó: “Las células cancerosas son células de crecimiento rápido … no sólo eso, sino que están creciendo necesariamente de manera rápida. Cuando no existen las condiciones en las que pueden crecer, se mueren”.

El equipo determinó que el extracto daña el ADN de las células cancerosas (mediante el aumento de especies reactivas de oxígeno) y detiene las vías que permiten su reparación. Lo más importante, descubrieron que no había toxicidad de la suplementación.  El extracto de semilla de uva mató a las células cancerosas al detener a una de los varias vías vulnerables necesarias para el crecimiento del cáncer dejando intacto el tejido san. El Dr. Agarwal concluyó: “Creo que el punto es que las células cancerosas tienen una gran cantidad de vías defectuosas y son muy vulnerables si se afectan esas vías bioquímicas. Lo mismo no puede decirse de las células sanas”-

Aunque este estudio se centró específicamente en el extracto de semillas de uva como un agente terapéutico para el cáncer de cabeza y cuello, investigaciones anteriores han mostrado que el compuesto natural fue eficaz contra la leucemia y tumores que afectan a la piel, colon, pulmón, estómago, seno y próstata. Los expertos en nutrición recomiendan la suplementación con extracto de semilla de uva cosechada orgánicamente (150 mg al día) para la salud del cerebro y luchar contra el desarrollo de tumores cancerosos.

Leave a Reply