Hospital Cima

Centro Internacional de Medicina

Cima

Ejercicios diarios para una columna vertebral saludable

Nuestra espalda se encuentra permanentemente sometida a las presiones cotidianas. Muchas veces caminamos encorvados, hacemos tensión mientras trabajamos en la oficina, adoptamos malas posturas por horas y más. Es necesario tomar un espacio en el día para realizar estiramientos y por ello te recomendamos una serie de ejercicios diarios para una columna vertebral saludable a continuación.

Estos son algunos ejercicios diarios para una columna vertebral saludable

El Gato: acostado en una esterilla o en una cama de colchón duro (como un futón, por ejemplo), procederás a colocarte con las rodillas inclinadas y las manos apoyadas (en cuatro patas). A continuación imitarás la posición de los gatos cuando están a la defensiva y arquearás tu espalda, luego retornarás a la posición inicial.

El Puente: este es uno de los ejercicios diarios para una columna vertebral saludable más conocidos. Te colocarás de espaldas en el suelo y subirás las rodillas y la cadera. Permanecerás en esta posición un rato. Dependiendo de tu elasticidad, puedes subirte completamente con las manos y brazos haciendo un puente, pero debes tener cuidado si no lo has hecho nunca.

Tocarse los pies: en la mitad de un trabajo pesado en la oficina, toma un momento para pararte al lado de tu escritorio. Respira profundo y con las piernas extendidas sin flexionar las rodillas, trata de tocarte la punta de los pies. No importa que no las toques, lo importante es que sientas la columna estirarse.

Como un mono: este es uno de los ejercicios diarios para una columna vertebral saludable más divertidos. Aquí simplemente te colocarás de pie con las rodillas levemente flexionadas y te balancearás hacia abajo, como un mono. Cada vez que vayas hacia abajo suelta aire de forma contundente. Te sentirás mucho más relajado y tu columna se liberará.

Hacia atrás: por último, si estás sentado y quieres relajar tu columna brevemente, coloca tu mano atrás en la pared y gira el tronco hacia atrás sin mover el resto del cuerpo. Has lo mismo hacia el lado contrario. Algunas veces tu columna podría sonar un poco con este ejercicio, así que debes abstenerte de hacerlo violentamente.

Leave a Reply